Las Jornadas de discusión forman parte de una estrategia para que en la consolidación del nuevo sistema de justicia penal, se incorpore como uno de sus elementos, el énfasis en la perspectiva de derechos humanos; en particular, respecto de grupos de población en situación de vulnerabilidad y consecuente atención prioritaria, para visibilizar y atender requerimientos específicos cuando sus integrantes se vean involucrados en procesos penales, sea en calidad de imputados, víctimas, testigos o sentenciados.